Oportunidades de inversión

Resumimos lo que creemos que pueden ser las principales oportunidades de inversión, de acuerdo con nuestra experiencia y conocimiento. En la siguiente lista.

En el Norte

No hay un modelo estimado de inversión. La oportunidad de inversión «más antigua» es probablemente la de los viñedos del valle del Duero.

En el Centro

Las principales oportunidades de inversión se encuentran en el área cubierta por los sistemas de riego públicos. El potencial de esta región también es diverso, desde cultivos que demandan frío en invierno, como las cerezas y las manzanas, hasta árboles frutales como los almendros que crecen en el sur, y la horticultura.

La región Oeste y Alentejo

Las mayores oportunidades de inversión se encuentran en el valle del río Tajo, la región Oeste y el Alentejo (Alqueva y la costa oeste).

La mayoría de las oportunidades son

las zonas de regadío (sistemas públicos de riego o embalses / pozos privados) y la mayoría se encuentran en el sector de frutas y verduras, aceite de oliva y viñedos
Norte

Douro – Viñedos
Trás-os-Montes – Almendras, Manzanas, Castañas, Frutos de Hueso y Aceite de Oliva

Centro

Cova da Beira – Manzanas, Cerezas, otros Frutos
Idanha – Frutos Secos, en particular Almendras y Nueces, Pistacho
Baixo Mondego – Maíz, Horticultura (principalmente productos frescos), Arroz

Oeste

Ribatejo – Maíz, Arroz, Tomate, Vegetales (frescos e inntre otros
Oeste – Frutas (Manzanas, Peras), Horticultura (fresca) y Viñedos

Oeste

Ribatejo – Maíz, Arroz, Tomate, Vegetales (frescos e inntre otros
Oeste – Frutas (Manzanas, Peras), Horticultura (fresca) y Viñedos

Alentejo

Alqueva – Almendras, Manzanas, Judías, Ganado Bovino, Colza, Horticultura, Aceite de Oliva, Peras, Frutos de Hueso, entre otros
Costa Alentejo (Oeste) – Bayas, Horticultura
Tierras Áridas – Encinares y Extensos Pastizales
Vale do Sado – Arroz

Algarve

Algarve – Naranjas, Frutas Tropicales

Crear una empresa Agrícola en Portugal

En Portugal no hay restricciones para la entrada de capital extranjero.

El principio que orienta el marco normativo portugués es la no discriminación de las inversiones por razones de nacionalidad. No es obligatorio tener un socio nacional ni existen limitaciones en la distribución de beneficios o dividendos en el extranjero.

Las normas que rigen la inversión extranjera son similares a las aplicables a la inversión nacional y no imponen la necesidad de ningún registro especial o notificación a ninguna autoridad sobre la inversión extranjera (no está sujeta a ningún requisito de registro previsto para actividades específicas).

No obstante, los titulares de una participación en el capital de una empresa portuguesa no residentes en Portugal deberán obtener, a efectos fiscales, el número de identificación fiscal portugués (NIF).

Para los residentes en la UE, este NIF se puede obtener directamente de la autoridad fiscal competente (en persona o a través de representantes nombrados). Los residentes fuera de la UE deberán nombrar a una persona o entidad residente en Portugal para su representación frente a las autoridades fiscales portuguesas.

Ver los principales tipos de empresas en Portugal
Mostrar lista

Incorporación de una empresa en Portugal

(a) Formalidades y procedimientos para incorporar una empresa
Los siguientes pasos son necesarios para incorporar una empresa:

1 Los accionistas no residentes / directores / gerentes deben obtener un número de identificación fiscal portugués (NIF) antes de la constitución de la empresa. En caso de que los accionistas sean personas jurídicas, será necesario obtener un número de identificación de la empresa;

2 Definir la actividad principal y solicitar un Certificado de Admisibilidad de la Empresa, así como un Número de Identificación Provisional de Persona Jurídica en el Registro Nacional de Personas Jurídicas (en Portugal «Registo Nacional de Pessoas Coletivas», RNPC);

3 Abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa e ingresar el capital social mínimo exigido;

4 Realizar la escritura de constitución de sociedad;

5 Registrar la empresa en la Oficina del Registro Mercantil («Conservatória do Registo Comercial») durante los 2 meses posteriores a la ejecución de la escritura de constitución;

6 Presentar la Declaración de inicio de actividad de la empresa ante las autoridades fiscales («Autoridade Tributária e Aduaneira»);

7 Presentar la Declaración de inicio de actividad de la empresa ante la Seguridad Social («Segurança Social») dentro de los 10 días hábiles posteriores a la fecha de inicio de actividad de la empresa ante las autoridades fiscales;

8 Los costes de constitución son aproximadamente de 500€ a 1000€ (con tasa de urgencia);

9 La constitución tarda aproximadamente entre dos y tres semanas (dependiendo del tiempo para obtener el Certificado de Admisibilidad de Empresa y del pago de las tasas de urgencia).

(b) Incorporación inmediata utilizando el régimen de incorporación inmediata ("Empresa na Hora"):
Es posible incorporar una empresa en un día siguiendo este procedimiento que incluye los siguientes pasos:

1 Seleccionar el nombre de la empresa de una lista de nombres publicados en el sitio web;

2 Elegir los estatutos de la empresa a partir de uno de los modelos aprobados por el RNPC y disponible en su sitio web;

3 Abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa e ingresar el capital social mínimo exigido;

4 Presentar la Declaración de inicio de actividad ante las autoridades fiscales en los 15 días siguientes a la fecha de constitución;

5 Presentar a las autoridades fiscales la Declaración de inicio de actividad de la empresa en la Seguridad Social («Seguranca Social») durante los 10 días hábiles siguientes a la fecha de inicio de actividad;

6 Los costes de constitución son aproximadamente 360€.

Incorporación de una sucursal en Portugal

Principales características de una sucursal
Los siguientes pasos son necesarios para incorporar una empresa:

Por lo general, el establecimiento de una sucursal implica muchas de las mismas formalidades exigidas para la constitución de una empresa.

Una sucursal no tiene capital social formal, aunque la empresa matriz puede decidir asignar un importe de capital a su sucursal portuguesa. El capital asignado a la sucursal no está sujeto a ningún importe mínimo. Es necesario nombrar a un representante legal de la sociedad matriz para gestionar la actividad de la sucursal. La sucursal no es una entidad separada de la empresa matriz. Por ello, la empresa matriz será responsable de todas las obligaciones contraídas por la sucursal.

Todas las resoluciones son aprobadas por los órganos de administración de la empresa matriz.

Formalidades y procedimientos para establecer una sucursal

(a) Registrar la sucursal en el Registro Mercantil («Conservatória do Registo Comercial»). Si los representantes legales designados de la sucursal no son portugueses, será necesario obtener un número de identificación fiscal portugués antes de establecer la sucursal;

(b) Presentar la declaración de inicio de actividad de la sucursal ante las autoridades fiscales («Autoridade Tributária e Aduaneira») dentro de los 15 días posteriores al registro;

(c) Presentar a las autoridades fiscales la Declaración de inicio de actividad de la sucursal en la Seguridad Social inmediatamente tras el inicio de la actividad (si corresponde);

(d) Los costes para la constitución de una sucursal son de aproximadamente 200,00 a 400,00€ (con la tasa de urgencia).